Oslo, de Juan David Soto Taborda

¿En qué se vincula la historia sangrienta de un país con la vida familiar de un futuro cineasta?, ¿qué cabos sueltos en la fragmentaria y por momentos ignorada geografía de la muerte de una nación sirven para atar o intentar dar sentido a la vida de un individuo particular?, ¿es la fragilidad y discontinuidad de nuestra memoria colectiva un reflejo directo de la memoria privada de cada ser humano, ese ser humano moderno que, en el caso colombiano, pasó a hacer gala de todas las consecuencias negativas de dicha condición sin haber conocido antes ninguno de sus beneficios?

[Clave para ver película: colombia]
[Fotogramas] [El director] [Web del autor[Cine Corónica]





Reseña
por Javier Toloza

¿En qué se vincula la historia sangrienta de un país con la vida familiar de un futuro cineasta?, ¿qué cabos sueltos en la fragmentaria y por momentos ignorada geografía de la muerte de una nación sirven para atar o intentar dar sentido a la vida de un individuo particular?, ¿es la fragilidad y discontinuidad de nuestra memoria colectiva un reflejo directo de la memoria privada de cada ser humano, ese ser humano moderno que, en el caso colombiano, pasó a hacer gala de todas las consecuencias negativas de dicha condición sin haber conocido antes ninguno de sus beneficios? Son las preguntas más apremiantes que me llama a realizar el visionado del cortometraje Oslo, del artista audiovisual Juan Soto, residente en Inglaterra y colaborador habitual de esta revista. Realizado en forma de collage con imágenes captadas en distintos lugares y épocas, su ejercicio creativo funciona como un tejido desigual realizado con materiales diversos y sobreponiendo un mismo gesto histórico repetido hasta la saciedad por las elites y el pueblo en un eterno retornó de los acontecimientos que parece probar el estancamiento y la no transformación del devenir humano. Y por supuesto, también la presencia del guiño, del cameo de ese desconocido emergido de la multitud, que en este caso es el mismo cineasta, cuya mueca, por lo menos a mí, no puede dejar de causarme cierta perplejidad al tiempo que condescendencia, como esa que se tiene con lo que no puede ser explicado en forma sistemática y totalizante.

OSLO 2012 de Juan Soto fue proyectada en: Teatro Matacandelas de Medellín - Diciembre, 2012. Cinemateca Distrital de Bogotá - Diciembre, 2012
Oslo, de Juan Soto Taborda, Cinemateca Distrital from Cine-Corónica on Vimeo.

Comentarios

DESTACADAS

Cuerpos frágiles, un ensayo visual de Oscar Campo

Intercomunicación de Alta Densidad, por Rodrigo Bastidas

Días de agua, un documental de Ramón Campos Iriarte

Guillermo Alvarez: Sociedad Subterránea, un viaje de viernes bajo Estocolmo

CINE CORÓNICA Y LAS NUEVAS FORMAS DE CIRCULACIÓN AUDIOVISUAL

El reino animal, un cortometraje de Rubén Mendoza

Nieve, una película de Juan Soto

Nueve notas de Cine Digital